...no importa de donde vengas o de donde seas,
no interesa a nadie.
...no importa si tienes mucho o poco poder social o económico,

no interesa a nadie.
...no importa si estas en un alto o bajo puesto laboral,
no interesa nadie.
...ni importa si tienes mucha, poca, o ninguna titulitis,
no interesa a nadie.
...no importa de que partido político seas,
no interesa a nadie.
SOLO IMPORTAS TÚ,

TU PERSONA.
...y todos tenemos en común una unica cosa: LA NATURALEZA.
Único requisito:
Movernos en un clima de RESPETO con nosotros mismos, con los demás y con el entorno en que vivimos.




Sí, somos diferentes ¿y qué? La diversidad es una riqueza.

Nos gusta ser diferentes y nos gustan los que son diferentes a nosotros, les respetamos y nos gusta que nos respeten ...y a veces hasta nos unimos y compartimos nuestras diferencias...pero sí, somos diferentes.

Disfrutamos del senderismo ¡VERDADERAMENTA DISFRUTAMOS! y cada cual tiene derecho a disfrutar como quiere.

Para nosotros DISFRUTAR DEL SENDERISMO es disfrutar del paisaje, con todos nuestros sentidos “oler”, “mirar” y hasta “observar”, “escuchar” y hasta “tocar” para lo que tienes que detenerte, cosa que nosotros nos permitimos; y hasta con el gusto disfrutamos… NO TENEMOS PRISA.

Para nosotros DISFRUTAR DEL SENDERISMO es disfrutar del momento, de las personas con las que hacemos el camino, niños, jóvenes, adultos y mayores… ¡¡nos gusta la diversidad y la integeneracionalidad!! EN TODAS NUESTRAS RUTAS, y si eso implica que tenemos que ir más lentos para que podamos estar todos VALE LA PENA …disfrutamos del senderismo "lento"-dicen algunos-...pues bien, no tenemos prisa, ya corremos bastante por la vida durante la semana.

Nos gusta hacer senderismo “caminando”; nos gusta detenernos ante personas o cosas que despierten nuestra curiosidad; nos gusta "pararnos" a sacar fotos; nos gusta saber el nombre de las plantas, flores y lugares que vemos a nuestro paso; no es grato ir conversando con el que tenemos al lado; valoramos y agradecemos el conocimiento, que personas altruistas, comparten con nosotros en la mayoría de nuestras rutas; nos gusta sentarnos a desayunar y compartir la pelota de gofio y la bota de vino ¡y como sabe ese desayuno al aire libre y en buena compañía! NO TENEMOS PRISA.

TIENES QUE SABER ESTO SI TE ANIMAS A “CAMINAR” CON NOSOTROS.


jueves, julio 06, 2017

UNA TARDE DE VERANO CON HISTORIAS DEL PASADO
LA SOMBRERA, FASNIA

Entonces la maestra se llamaba Dña. María. Era bajita, llenita, morena, de pelo liso y corto. Siempre llevaba unas lonas muy blancas. Se quedaba a vivir en la casa de María y Manuel Cho Germán, mis padres. La escuela tenía un cuarto para vivir la maestra pero a ninguna le gustaba quedarse allí. Decían que les daba miedo. Estaba casada con D. Lorenzo que entonces estaba en Venezuela. Tenía tres hijos, Lorenzo y Rogelio, que vivían allí con ella en casa de María y Manuel, y José Antonio que estaba en el seminario.


Dña. María la maestra, le daba leche en polvo a los niños en la escuela, cuando se iban a ir a su casa, por la tarde en la merienda. Ella la repartía en una lechera y la ponía en unos vasos de cartón que se podían lavar.

En el año 1959  la escuela estaba por encima del torreón de la luz, por enfrente de la casa de Aureliano. A esta escuela, en esta época solo iban niñas. Los niños iban la escuela de Sabina Alta.
La escuela se cerró en 1974.

(Testimonio de Margarita Tejera Careno, Ana Arroyo González, Aracelis González Pérez y Charo González Flores)


 María la de Manuel Cho Germán hacía pan de leche en su horno en Navidad y en día de los Manueles. El pan tenía forma de flor. Siempre guardaba masa de la que preparaba para navidad (eso tiene un nombre) para hacer pan el día de los Manueles. Su marido se llamaba Manuel. Las vecinas y niños que ya sabían de su costumbre se acercan hasta su casa. A estos las niñas (Margarita, María Inés, Ana Mari, Isabelita) les gustaba hacer machanquitos con la masa y que María se los pusiera en el horno.

(Testimonio de Margarita Tejera Careno)




Yo todas las tardes iba a coser a casa de Nena la costurera. Iba a aprender y la ayudaba a coser a ella la ropa que ella hacía.
Ella hacía muchos trajes para la fiesta del Carmen, para bodas,...
Entonces había que rehilar, hilvanar, y  registrar porque tenías que encarar la parte de atrás con la de delante porque tenía que quedar bien. Nena se era la cocía  en la máquina y  lo probaba,… También teníamos que rehilarlos porque las máquinas en esa época no rehilaban…y todo eso…Yo estuve varios años con ella, tanto es así que yo soy la madrina de Mary (su hija)
.
(Testimonio de Charo González Flores)



Cuando salía de coser de casa de Nena estaba siempre Manuel Cho Germán guardando las cabras por encima de la casa de ella. Él siempre me decía: - Adiós nieta - y yo le contestaba - Adiós abuelo - Él se quedaba allí y yo seguía para los Morros Vivos.
A todas nos decía igual y le gustaba que le llamáramos abuelo porque Margarita también dice que le decía igual “Adiós nieta” y ella también le contestaba como yo.


(Testimonio de Charo González Flores)


Cuando salía de coser de casa de Nena estaba siempre Manuel Cho Germán guardando las cabras por encima de la casa de ella. Él siempre me decía: - Adiós nieta - y yo le contestaba - Adiós abuelo - Él se quedaba allí y yo seguía para los Morros Vivos.
A todas nos decía igual y le gustaba que le llamáramos abuelo porque Margarita también dice que le decía igual “Adiós nieta” y ella también le contestaba como yo.


(Testimonio de Charo González Flores)



Quesería "Cho Lucas" en La Sombrera, Fasnia.

Ruta Etnográfica
"Una tarde de verano con historias del pasado"
La Sombrera
Martes 4 de Julio de 2017