...no importa de donde vengas o de donde seas,
no interesa a nadie.
...no importa si tienes mucho o poco poder social o económico,

no interesa a nadie.
...no importa si estas en un alto o bajo puesto laboral,
no interesa nadie.
...ni importa si tienes mucha, poca, o ninguna titulitis,
no interesa a nadie.
...no importa de que partido político seas,
no interesa a nadie.
SOLO IMPORTAS TÚ,

TU PERSONA.
...y todos tenemos en común una unica cosa: LA NATURALEZA.
Único requisito:
Movernos en un clima de RESPETO con nosotros mismos, con los demás y con el entorno en que vivimos.




Sí, somos diferentes ¿y qué? La diversidad es una riqueza.

Nos gusta ser diferentes y nos gustan los que son diferentes a nosotros, les respetamos y nos gusta que nos respeten ...y a veces hasta nos unimos y compartimos nuestras diferencias...pero sí, somos diferentes.

Disfrutamos del senderismo ¡VERDADERAMENTA DISFRUTAMOS! y cada cual tiene derecho a disfrutar como quiere.

Para nosotros DISFRUTAR DEL SENDERISMO es disfrutar del paisaje, con todos nuestros sentidos “oler”, “mirar” y hasta “observar”, “escuchar” y hasta “tocar” para lo que tienes que detenerte, cosa que nosotros nos permitimos; y hasta con el gusto disfrutamos… NO TENEMOS PRISA.

Para nosotros DISFRUTAR DEL SENDERISMO es disfrutar del momento, de las personas con las que hacemos el camino, niños, jóvenes, adultos y mayores… ¡¡nos gusta la diversidad y la integeneracionalidad!! EN TODAS NUESTRAS RUTAS, y si eso implica que tenemos que ir más lentos para que podamos estar todos VALE LA PENA …disfrutamos del senderismo "lento"-dicen algunos-...pues bien, no tenemos prisa, ya corremos bastante por la vida durante la semana.

Nos gusta hacer senderismo “caminando”; nos gusta detenernos ante personas o cosas que despierten nuestra curiosidad; nos gusta "pararnos" a sacar fotos; nos gusta saber el nombre de las plantas, flores y lugares que vemos a nuestro paso; no es grato ir conversando con el que tenemos al lado; valoramos y agradecemos el conocimiento, que personas altruistas, comparten con nosotros en la mayoría de nuestras rutas; nos gusta sentarnos a desayunar y compartir la pelota de gofio y la bota de vino ¡y como sabe ese desayuno al aire libre y en buena compañía! NO TENEMOS PRISA.

TIENES QUE SABER ESTO SI TE ANIMAS A “CAMINAR” CON NOSOTROS.


jueves, enero 07, 2016

LA SOMBRERA - FASNIA


La Sombrera veintisiete de diciembre de mil novecientos...
Amanece ventoso como siempre y amenaza lluvia.
¡Se acerca el día de los Manueles!
Ya Maria está poniendo a calentar el horno... pronto llegarán las vecinas a hacer el pan de leche con ella y a pasar un buen rato juntas. La primera en llegar es Mirita y así le toca hacer el café...¡Qué bueno el olor a café tostado! Las chicas "chicas" también vienen. Aquí llegan : Maria Inés, Ana e Isabelita con la ilusión de que Maria las ponga a hacer machanguitos con la masa del pan ...y Araceli tb llegará que su madre la mandó a un mandado y todavía no aparece. Mientras, Manuel disfruta tranquilo del sol de la mañana jalando del puro y viendo a las chiquillas correr.
Manuel oye al molinero cantar ... "Muele molinito muele q si tu molieras solo no tendría yo q moler"
Manuel va en busca de el y después de hablar un rato deciden ir a ver a Manuel Mesa en su cantina. Allí se encuentran con Aureliano que les echa un chiste y llega Sisto con su hija Margarita que se habia aprendido una poesía y su padre muy orgulloso le dice que la diga. Sisto coge en brazos a Margarita y la sienta en el mostrador. Manuel Mesa le pregunta: -¿Margarita tu vas a ser poeta? Y ella responde: -No, yo voy a ser maestra- Su padre le insiste- Margarita dile tú la poesía que te aprendiste- y dice Margarita: -De la uva sale el vino,
de la aceituna el aceite
y de mi corazón
mucho amor para quererte-
Todos la felictan por lo bien que lo hace y Manuel Mesa le regala un bolígrafo.
Ella corre a jugar. Y su padre, Teodoro y Aureliano se sientan a jugar la partida...pero les falta uno...en eso llega Francisquito y lo entuciasman para echar la partida.
Charito llega apurada a ver si Manuel Mesa le vende un poco de petróleo pero a éste no le queda y la manda a la venta de Irineo. A Charito le viene bien ir a la venta de Irineo porque así de paso habla con Nena, la costurera, a ver como le lleva el traje de la boda. Al llegar se encuentra con la sorpresa de que Nena ya casi se lo tiene terminado a falta de subirle los vueltos. Ella se lo muestra sacándolo de dentro de las sábana donde lo tiene resevado como un gran tesoro.
Allí están ayudando a Nena y aprendiendo a coser Berta y Yeya, y un rato se entretienen hablando.
En esto pasa por allí Basilia con los quesos a la cabeza que va para Los Morros Vivos a casa de Rafael Gaspara que por allí pasa Juan Fumero a recoger los quesos, y hablan un rato.
A lo lejos se oye a alguien que dice:-¿Para quién es el recado?- Son vecinos de Sabina Alta que le preguntan a Emilia pues ven la colcha de Emilia tendida en la pared y eso significa q hay algún recado para alguien. Pues sí...se oye a Emilia decir que le digan a Carlos Villa que venga a las cinco de la tarde que lo vuelven a llamar por teléfono.
Paca que pasaba por allí y la oye le pregunta que si Juan Tomás no le habrá dejado carta para ella de su padre que está en Venezuela. Y esta le da la alegría de que si tenía carta. Paca corre a leerla junto a su madre que está cociendo en el patio. La preocupación de Paca es que su padre pueda venir a su boda. Su padre en la carta le cuenta las penurias de allí y lo mucho que recuerda a la gente y a su tierra. Tristemente terminan de leer la carta, las dos limpian las lagrimas resignadas y se afanan en la costura.
En la cantina Francisquito se da cuenta que hoy es el día de los manueles y después de felicitar a Manuel Mesa coge su timple y corre a felicitar a Manuel el de Araceli que Maria seguro que ya tiene listo el pan de leche. Y a su encuentro llega cantandole así:
"Levantate D Manuel
que quiero felicitarte
tomarme un jarro de vino
y un abrazo quiero darte"









Gracias

a
Margarita y los vecinos de la Sombrera 
que colaboraron con nosotros transmitiéndonos sus vivencias.
 Las hemos tratado con respeto, rigor  y esmero,
 y así las hemos  y dado a conocer.